fbpx
logo

Ventas de activos fijos o movibles cuyas pérdidas no son aceptadas fiscalmente

Las normas contenidas en los artículos 90, 148 al 156 y 312 del Estatuto Tributario –ET– establecen que las pérdidas obtenidas en algunas operaciones de ventas de activos fijos o movibles no serán aceptadas fiscalmente. Esto implicará que los contribuyentes del impuesto de renta (tanto personas naturales como jurídicas), al momento de elaborar su declaración de renta, deban declarar como un ingreso bruto el precio de venta, pero al mismo tiempo deban limitar el costo fiscal de venta del activo para que no supere al precio de venta.

 

De acuerdo con dichas normas, los casos en que no se aceptarán pérdidas fiscales son los siguientes:

 

1. En operaciones que forman renta ordinaria

Para este caso, las pérdidas que no se aceptan fiscalmente son:

  • a. Las originadas en la venta de bienes raíces, sin importar si se poseen como activos fijos o como inventarios para la venta, pues así lo establece el inciso quinto del artículo 90 del ET. También advierte que el precio de venta del activo debe corresponder al valor comercial que tengan otros activos de la misma especie en la misma fecha en que se haya vendido el activo; por tanto, si el precio de venta se aparta en más de un 15% del valor comercial, la Dian podrá objetar dicho valor.
  • b. Las formadas en la venta de mercancías para las cuales el costo de venta se determinó con el sistema de juego de inventarios (ver artículo 148 del ET).
  • c. Las originadas en la venta de cualquier tipo de activo fijo o movible si la venta tuvo lugar entre una sociedad (u otra entidad asimilada) y personas naturales o sucesiones ilíquidas que sean económicamente vinculadas a la sociedad o entidad (ver artículo 151 del ET).
  • d. Las originadas en la venta de cualquier tipo de activo fijo o movible si la venta tuvo lugar entre una sociedad limitada o asimilada y sus socios que sean sucesiones ilíquidas o personas naturales, el cónyuge o los parientes de los socios dentro del cuarto grado civil de consanguinidad, segundo de afinidad o único civil (ver artículo 152 del ET).
  • e. Las originadas en la venta de acciones o cuotas, sin importar si se poseen en Colombia o en el exterior, y sin importar quién es el vendedor o el comprador.
  • Además, no se aceptarán las pérdidas originadas en la enajenación de derechos fiduciarios cuando el objeto del patrimonio autónomo, o el activo subyacente, esté constituido por acciones o cuotas de interés social o por cualquier otro activo cuya pérdida esté restringida de conformidad con las normas generales (ver artículo 153 del ET)
  • f. De acuerdo con el artículo 154 del ET, no serán aceptadas las pérdidas originadas en la venta individual del intangible referida en el numeral 2 del artículo 74 del ET (dicha norma se refiere a la plusvalía que se paga cuando se adquieren otras empresas o establecimientos de comercio).
  • g. Las pérdidas originadas en la venta de bonos de financiamiento especial (ver artículo 155 del ET).

 

2. En operaciones que forman ganancias ocasionales

Para este caso, las pérdidas que no se aceptan fiscalmente están definidas en el artículo 312 del ET. no se aceptarán pérdidas en los siguientes casos:

  • En la enajenación de derechos sociales o acciones de sociedades de familia.
  • En la enajenación de activos fijos, cuando la respectiva transacción tenga lugar entre una sociedad u otra entidad asimilada y personas naturales o sucesiones ilíquidas que sean económicamente vinculadas a la sociedad o entidad.
  • En la enajenación de activos fijos, cuando la respectiva transacción tenga lugar entre una sociedad limitada o asimilada, y sus socios que sean sucesiones ilíquidas o personas naturales, el cónyuge o los parientes de los socios dentro del cuarto grado civil de consanguinidad, segundo de afinidad o único civil.

CONCLUIMOS:

 

Toda deducción como pérdida se identifica bajo la premisa de deterioro o desgaste durante un periodo parcial de tiempo. Cabe aclarar que la pérdida de activos no puede generar pérdida fiscal ya que su deducción se encuentra limitada, en el lapso de la renta líquida y su respectivo saldo se aplicará dentro de los periodos siguientes.

Los activos movibles como lo son los inventarios, son deducibles si cumplen el juego de inventarios, de esta manera la pérdida ya se encuentra incluida en su costo de venta, en los momentos de pérdidas y faltantes solo se puede deducir cómo máximo el 3%, sobre el inventario inicial, cumpliendo con los requisitos de ley artículo 64 del E.T.

Si deseas una cotización de nuestros servicios. ¡ CONTACTANOS !



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.