fbpx
logo

Obligados a facturar: nuevo concepto sobre temas relacionados al sistema de facturación electrónica

Desde el año 2020, en Colombia se ha hecho realidad la implementación de la factura electrónica y demás documentos que conforman el sistema de facturación contenido en el artículo 616-1 del Estatuto Tributario –ET– y recientemente modificado por el artículo 13 de la Ley 2155 de 2021.

 

A pesar de que han transcurrido casi dos años desde la puesta en marcha de la facturación electrónica, existen muchas dudas respecto a este sistema. Por dicho motivo, la Dian expidió el 19 de agosto de 2022 el Concepto Unificado 0106, en el cual compiló todos los temas relacionados con el sistema de facturación electrónica, siendo uno de ellos la obligación de facturar electrónicamente.

 

Considerando lo anterior, a continuación, presentaremos los aspectos más importantes que deberán tenerse en cuenta al momento de determinar quiénes se encuentran o no obligados a facturar y sus implicaciones.

 

¿Quiénes se encuentran obligados a facturar?

La expedición de factura de venta o documento equivalente constituye una obligación fiscal independientemente de la naturaleza jurídica de una entidad o de su calidad de contribuyente o no, o de la clase de contrato, supervisión o acto jurídico que se advierta, y debe presentarse siempre que exista la venta de bienes o la prestación de servicios, como soporte de costos y gastos en el impuesto sobre la renta y complementarios o de impuestos descontables en IVA, de conformidad con el artículo 771-2 del ET.

Es importante tener en cuenta que la obligación legal de facturar se cumple con la entrega de la factura o documento equivalente por parte del facturador al adquiriente del bien o servicio.

para efectos fiscales, todas las personas o entidades que tengan la calidad de comerciantes, ejerzan profesiones liberales o presten servicios deberán expedir factura o documento equivalente”

Así, cuando se trate de un sujeto obligado a facturar, en principio deberá entenderse, en los términos del artículo 615 del ET, que para efectos fiscales, todas las personas o entidades que tengan la calidad de comerciantes, ejerzan profesiones liberales o presten servicios deberán expedir factura o documento equivalente y conservar copia de la misma por cada una de las operaciones que realicen, independientemente de la calidad de contribuyentes o no de cualquiera de los impuestos nacionales administrados por la Dian.

En este sentido, el artículo 1.6.1.4.2 del Decreto 1625 de 2016, modificado por el Decreto 358 de 2020, precisa específicamente quiénes se encuentran obligados a expedir factura de venta o documento equivalente, entre los que se destacan:

  • Responsables del IVA.
  • Responsables del impuesto nacional al consumo –INC–.
  • Todas las personas o entidades que tengan la calidad de comerciantes, ejerzan profesiones liberales o presten servicios inherentes a estas, o enajenen bienes producto de la actividad agrícola o ganadera, independientemente de su calidad de contribuyentes o no contribuyentes de los impuestos administrados por la Dian, con excepción de los sujetos no obligados a expedir factura de venta y/o documento equivalente previstos en el artículo 616-2, el inciso 4 del parágrafo 2 y parágrafo 3 del artículo 437, el artículo 512-13 del ET y el artículo 1.6.1.4.3 del Decreto 1625 de 2016.
  • Comerciantes, importadores o prestadores de servicios o en las ventas a consumidores finales.
  • Los tipógrafos y litógrafos que no sean responsables del IVA, por el servicio prestado de conformidad con lo previsto en el artículo 618-2 del ET.
  • Los contribuyentes inscritos en el impuesto unificado bajo el régimen simple de tributación

Sujetos no obligados a expedir factura

De acuerdo con el artículo 1.6.1.4.3 del Decreto 1625 de 2016, no estarán obligados a expedir factura:

  • Bancos, corporaciones financieras y las compañías de financiamiento.
  • Cooperativas de ahorro y crédito, organismos cooperativos de grado superior, instituciones auxiliares del cooperativismo, cooperativas multiactivas e integrales, y fondos de empleados, en relación con las operaciones financieras que realicen tales entidades.
  • Personas naturales no responsables del IVA, de las que tratan los parágrafos 3 y 5 del artículo 437 del ET.
  • Personas naturales no responsables del INC previstas en el artículo 512-13 del ET.
  • Empresas constituidas como personas jurídicas o naturales que presten el servicio de transporte público urbano o metropolitano de pasajeros, en relación con estas actividades.
  • Personas naturales vinculadas por una relación laboral o legal y reglamentaria y los pensionados, en relación con los ingresos que se deriven de estas actividades.
  • Personas naturales que únicamente vendan bienes excluidos o presten servicios no gravados con el IVA, que hubieren obtenido ingresos brutos totales provenientes de estas actividades en el año anterior o en el año en curso, inferiores a 3.500 UVT ($133.014.000 por 2022). Dentro de los ingresos brutos no se incluyen los derivados de una relación laboral o legal y reglamentaria, pensiones, ni ganancia ocasional.
  • Prestadores de servicios desde el exterior, sin residencia fiscal en Colombia, por la prestación de los servicios electrónicos o digitales.

    ¿Estar obligado a facturar me convierte en responsable de IVA?

    El Concepto Unificado 0106 de 2022, en su numeral 1.2.1.1 aclara que la obligación de facturar es independiente de la responsabilidad del IVA.

    Así, si una persona natural no es responsable del IVA, pero decide facturar voluntariamente, puede hacerlo sin que esto lo convierta en responsable de dicho impuesto. Además, es importante tener en cuenta que siempre que el sujeto no se identifique en uno de los supuestos como no obligado a facturar de conformidad con las normas vigentes (artículo 616-2 del ET, artículo 1.6.1.4.3 del Decreto 1625 de 2016 y artículo 7 de la Resolución 000042 de 2020) deberá cumplir con esta obligación cuando venda bienes o preste servicios, sin que sea relevante para el cumplimiento de este deber formal la calidad de exentos, gravados o excluidos del IVA de los bienes o servicios prestados.

     

    ¿Solo quienes se encuentren obligados a llevar contabilidad deben facturar?

    Acorde con el estatuto, no se considera la obligación de llevar contabilidad para determinar los obligados a expedir factura de venta o documento equivalente, ya que esta obligación opera para toda venta y prestación servicios, existiendo como excepciones legales, para el cumplimiento de este deber, las dispuestas en el artículo 616-2 del ET, reglamentadas en el artículo 1.6.1.4.3 del Decreto 1625 de 2016. En este orden de ideas, el Concepto Unificado 0106 de 2022 aclara que toda venta o prestación de servicios deberá ser facturada, siendo el obligado a expedir factura de venta quien venda o preste el servicio, a menos que se trate de sujetos no obligados a facturar.

¿Existe alguna consecuencia por facturar operaciones no sujetas a la expedición de factura electrónica?

En el ordenamiento jurídico vigente en materia de facturación no se restringe o se sanciona la expedición de la factura de venta en casos no exigidos por la norma. Lo anterior, toda vez que, en relación con las sanciones en materia del cumplimiento de la obligación de facturar su marco jurídico, se encuentra establecido en los artículos 652 y siguientes del ET, en concordancia con el artículo 1.6.1.4.11 del Decreto 1625 de 2016.

 

Debe tenerse claro que lo pretendido con la obligación de expedir factura de venta, para efectos de control tributario, es que en ella se refleje en su integridad la operación comercial y que los datos en ella consignados correspondan a la realidad.

De modo que el sujeto obligado a expedir factura de venta o documento equivalente en el marco de sus operaciones debe velar porque las facturas expedidas por él reflejen la integridad de las transacciones comerciales y correspondan a la realidad económica de las mismas, dando estricto cumplimiento a los requisitos legalmente establecidos para su expedición. Esto sin perjuicio de la aplicación de lo dispuesto en el numeral 2 del artículo 657 del ET y de la amplia facultad de la que goza la Dian, en virtud de lo señalado en el artículo 684 del ET sobre de investigar y fiscalizar las operaciones de los contribuyentes cuando haya lugar a ello.

 

La obligación de facturar debe cumplirse mediante la facturación electrónica

Es importante tener en cuenta que la obligación de facturar debe cumplirse mediante la facturación electrónica de venta con validación previa, de conformidad con lo previsto en el artículo 616-1 del ET.

 

Lo anterior es importante precisarlo, dado que, si bien la factura en talonario o papel también es considerada para todos los efectos una factura de venta, esta solo podrá expedirse y tendrá validez en los casos en que el sujeto obligado a facturar presente inconvenientes tecnológicos que le imposibiliten facturar electrónicamente.

Adicionalmente, la factura en papel también podrá ser empleada cuando los sujetos obligados a facturar empiecen a ser considerados facturadores electrónicos, por un plazo máximo de dos meses desde que adquieran la obligación como sujetos obligados a expedir factura y/o documento equivalente.

No obstante, es claro que en las operaciones diarias se deberá expedir la respectiva factura electrónica, salvo en los casos en que procedan los documentos equivalentes



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.